Superintendenta de Bancos participó en encuentro internacional sobre la inclusión financiera para mujeres

La Superintendenta de Bancos Ruth Arregui, participó en Foro Internacional  “El poder de la economía femenina: transformación a través de las finanzas inclusivas”, que se desarrolla por primera ocasión en la ciudad de Quito, con el objetivo que los sectores público y privado compartan experiencias sobre cómo facilitar la inclusión financiera enfocada en el segmento femenino.

En este evento la Superintendenta señaló que “los programas de Inclusión Financiera, deben estar diseñados para crear capacidades financieras que favorezcan la equidad de género e igualdad de oportunidades en el acceso a productos y servicios”.

Además, destacó que la SB cuenta con el 55% de mujeres en el nivel jerárquico superior, cumpliendo de este modo su tarea en acortar las brechas y generar más equidad.

En este sentido Rebecca Ruf, vicepresidenta ejecutiva de Programas del Financial Alliance for Women, durante la inauguración del Foro manifestó  que “las mujeres son el mercado más grande y de más rápido crecimiento del mundo. Cuando ellas tienen poder financiero, su impacto económico puede ser transformativo».

Durante el primer día, se desarrolló el panel “Potenciando la Inclusión: El Rol del Sector Financiero”, que analizó el papel que desempeña la banca para ampliar la oferta hacia el segmento de clientas, así como los modelos de negocios que favorezcan la equidad de género e igualdad de oportunidades en el acceso a los productos y servicios. En este Panel participaron la Superintendenta de Bancos, Ruth Arregui; Carolina Trivelli, Investigadora Principal del Instituto de Estudios Peruanos; Santiago Bayas, Gerente General de Banco Pichincha C.A.y Helena de la Torre, Senior Investment Officer de la Corporación Financiera Internacional.

En este espacio la Superintendenta puntualizó, que las NN.UU ha encargado al Global Findex la medición de al menos 7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) como: fin de la pobreza, igualdad de género, reducción y consumo responsable, crecimiento económico entre otros; sin embargo destacó que lamentablemente no está incluido el indicador de educación, entendiendo a esta no solo como educación plena,  sino también,  desde el punto de vista de la educación financiera.

En este evento se desatacó el trabajo mancomunado que debe existir entre todos los sectores tanto público como privado en el tema de Inclusión Financiera,  como un  instrumento  que permita el empoderamiento de las mujeres para lograr un cambio significativo, acortar las brechas y generar más equidad.