LA SUPERINTENDENCIA DE BANCOS RINDIÓ CUENTAS A LA CIUDADANÍA

Ruth Arregui Solano, Superintendente de Bancos, junto con la actual administración han identificado a la Transparencia como una base sobre la que descansan los pilares del Plan Estratégico Institucional 2019-2024; aspecto que se fortalece con el evento de Deliberación Pública de Rendición de Cuentas correspondiente a la gestión 2020 (efectuado el 14 de mayo 2021 de manera mixta: presencial y virtual) y reconoce a la sociedad civil como legítimo mandante y primer fiscalizador de la gestión.

La Superintendencia de Bancos (SB) fue una de las primeras instituciones en reaccionar a la pandemia covid-19, priorizó la salud de su personal y fomentó el teletrabajo, cumpliendo con todas y cada una de las disposiciones emitidas por COE Nacional, Cantonal, MSP, como se aprecia en el siguiente gráfico:

 

 

De marzo a diciembre de 2020 el teletrabajo fue progresivamente adoptado alcanzando al 65% de funcionarios bajo esta modalidad; con un aforo que no llega al 8%.

Vale añadir que, con Decreto Ejecutivo Nro. 1017 de 16 de marzo de 2020, el Presidente Constitucional de la República del Ecuador decretó: “Artículo 1.- DECLÁRESE el estado de excepción por calamidad pública en todo el territorio nacional, por los casos de coronavirus confirmados y la declaratoria de pandemia del COVID-19 por parte de la Organización Mundial de la Salud. En el artículo 6 literal b) de este Decreto, se indica:

«Durante el lapso de suspensión de la jornada presencial de trabajo se deberá garantizar la provisión de los servicios públicos básicos, de salud, seguridad, bomberos, riesgos, aeropuertos, terminales aéreos, terrestres, marítimos, fluviales, bancarios, provisión de víveres, sectores estratégicos…». Definiendo así a este como un sector estratégico, ratificado con Decreto Ejecutivo Nro. 1291, de 21 de abril de 2021. La gestión adecuada de la SB ha permitido contener los contagios en el personal, siendo el más alto registrado 17 casos en Guayaquil en junio de 2020 (3 restantes a nivel nacional), hecho que se evidencia en el siguiente gráfico con datos contados desde marzo 2020 al 13 de mayo de 2021:

En otro aspecto, la estrategia adoptada en materia de gestión de Talento Humano ha permitido una mayor participación de personal femenino, técnico y talento joven; es así que en el 2020, el 47% de cargos directivos ha sido liderado por mujeres; el 31% por profesionales con Título de 4to nivel y el 35% por jóvenes.

Una de las medidas de protección implementadas por la SB, es mantener informados adecuada y oportunamente a los usuarios financieros y ciudadanía en general, a fin de que puedan tomar mejores decisiones. Mediante campañas de comunicación para dar a conocer a las entidades no autorizadas en prevención de estafas y fraudes ofertadas por medios remotos. En materia de educación financiera, también se han llevado adelante campañas de tips de ahorro y los servicios que la SB presta a través de sus diferentes canales.

La SB en el 2020 atendió a 162.177 usuarios financieros de manera presencial y virtual, tipificadas en: consultas, quejas y reclamos, resaltando que se potenciaron los canales de atención digitales, con las respectivas mejoras al proceso de atención a los usuarios e incorporación de mecanismos de atención telemática, que permitieron asegurar y proteger el derecho a la salud e integridad de los usuarios, observando las medidas de bioseguridad emitidas por la autoridad competente (COE Nacional, Cantonal, MSP).

En términos de Transparencia, la SB ha implementado de manera exitosa el Sistema de Gestión Antisoborno, Certificación ISO37001:2016 que ha permitido establecer una política de tolerancia cero hacia la corrupción y una cultura ética que aplica a sus procesos internos y de atención a usuarios financieros y ciudadanía en general.

Al mismo tiempo, se han suscrito convenios con organizaciones de la sociedad civil: (i) Fundación Ciudadanía y Desarrollo (FCD) para la implementación de estándares de gobierno abierto en los procesos de postulación, selección y designación de Defensores del Cliente y rendición de cuentas; (ii) Corporación Participación Ciudadana (CPC) para evaluar el cumplimiento de la Ley Orgánica de Transparencia y Acceso a la Información Pública – LOTAIP, la cual de enero a diciembre de 2020 se ha mantenido en el 100%.

La difícil situación sanitaria por la pandemia COVID-19 afectó a varios sectores productivos y por ende a la economía del país, ante lo cual la SB propuso a la JPRMF medidas de primera fase para proteger el ahorro del público y mantener la estabilidad del Sistema Financiero. Así, las medidas propuestas, entre otras, fueron:

  • Dar alivio financiero, mediante el diferimiento de obligaciones crediticias (reestructuración y refinanciación de créditos) y proteger los depósitos.
  • Mantener la cadena de pagos, a través del establecimiento de un Fondo de apoyo a las MIPYMES, cadenas de valor y empleo: constituyendo un fideicomiso con recursos provenientes de los multilaterales.
  • Reducir el aporte al Fondo de Liquidez, de manera temporal para compensar coyuntural reducción en los depósitos.
  • Reducir los segmentos de crédito, para avanzar a un sistema que posibilite contar con una metodología técnica de establecimiento de tasas de interés.

En las disposiciones dadas por la SB al sector controlado también se pudo actuar prontamente, con Resolución Nro. SB-2020-496, de 16 de marzo de 2020 y Resolución Nro. SB-2020-502, de 19 de marzo de 2020, se exigió la implementación de un «Plan de Manejo de Emergencias«, a ser implementadas en al menos tres fases de progresividad, con hitos habilitantes y pasos a ser tomados en cada fase.

Así también, con Circular No. SB-IG-2020-0005-C de 24 de marzo de 2020 y Oficio Nro. SB-IG-2020-0028-O de la misma fecha, se dispuso que “todos los billetes y monedas en poder de las entidades del Sector Financiero Público y Privado, deberán ser sometidos a un proceso de sanitización continua, previo a ser proveídos a los usuarios financieros en canales presenciales y en cajeros automáticos en todo el territorio nacional.”.

En materia del enfoque de la Supervisión Basada en Riesgos (SBR), la SB contó con la Asistencia Técnica de Toronto Centre Leadership, entidad líder de prestigio internacional. De esta manera el proceso de supervisión permanente a las entidades bancarias públicas y privadas; cuenta con los más altos estándares internacionales, al ser: preventiva, prospectiva, eficaz, efectiva y suficiente.

Para el Sistema de Seguridad Social, se suscribió un Convenio de Asistencia Técnica con el Departamento del Tesoro de Estados Unidos (OTA), el cual contribuyó a incorporar prácticas de Supervisión Basada en Riesgos (SBR) en las entidades IESS-BIESS, ISSPOL, ISSFA, FCPC, SCPN, en el objetivo de asegurar la sostenibilidad y el pago de las prestaciones a afiliados, pensionistas y derechohabientes.

De esta forma en el año 2020, la SB realizó 78 supervisiones de las cuales 20 correspondieron al sistema financiero privado, 11 al sistema financiero público; 15 al sistema de seguridad social, 12 a instituciones en liquidación y 20 supervisiones enfocadas en riesgos de Lavado de Activos a varias instituciones financieras del país.

En otro aspecto, la SB requirió como medida prospectiva y preventiva la capitalización de las utilidades generadas en el 2019 y 2020, en el 73% y 84%, respectivamente; con el propósito de mantener la solvencia y solidez del sistema bancario.

La Deliberación Pública concluyó con comentarios positivos por parte de Autoridades Nacionales, Internacionales y Miembros de la Sociedad Civil; ante lo cual la Superintendencia de Bancos ratifica su compromiso de continuar trabajando de manera decidida, conforme lo define la Constitución y las Leyes para precautelar por la solidez y estabilidad del sistema financiero público y privado, y de seguridad social; protegiendo el ahorro de los depositantes, afiliados, pensionistas y contribuyentes.