Superintendenta de Bancos destaca importancia de Educación Financiera

En el marco del Primer Congreso Internacional de Contabilidad, Auditoría y Finanzas, desarrollado este viernes 31 de mayo de 2019, la Superintendenta de Bancos, Ruth Arregui, ofreció una Conferencia Magistral sobre la Importancia de la Educación Financiera.

Arregui considera que en el país existe un desconocimiento generalizado, respecto a las instituciones que conforman el sector financiero, el mercado de valores, marco normativo, y los instrumentos que se pueden utilizar.

“Un conocimiento adecuado permitirá a los usuarios contar con una orientación para ahorrar, no sobre endeudarse y acceder a servicios financieros de calidad, con reglas claras, para que no se afecten sus derechos”, precisó la titular del Organismo de Control, al tiempo de señalar que “por esta razón, es necesario fomentar una cultura financiera, como política pública, para generar competencias en los usuarios de servicios, a través de una educación desde la escolaridad”.

Sostuvo que para un mayor impacto,  se requiere de acciones conjuntas y de consenso para contar con un modelo de educación financiera adecuado para los ciudadanos, que responda a estándares internacionales y que sea coherente con la institucionalidad del país.

En otro orden, considera pertinente que las instituciones publiquen permanentemente sus indicadores, balances, información contractual de servicios, tasas de interés y todo aquello que le permita al usuario decidir dónde invertir. “Deben contar, además,  con códigos de protección de derechos de los usuarios de servicios financieros, pues no basta contar con un departamento o instancia de reclamos y derechos”, puntualizó Ruth Arregui,  resaltando que es necesaria “una declaratoria, que diga realmente como van a proceder, en el caso de que incumplan con las relaciones contractuales que se generan entre el depositante y la institución financiera”.

Finalizó, destacando que la educación financiera permitirá a los ciudadanos hacer uso de sus derechos y asumir sus obligaciones cuando  acceda a servicios bancarios.