La Superintendencia de Bancos lleva adelante un proceso de reinstitucionalización sobre el cual ha basado su gestión, en el transcurso del 2020.

En enero prudencialmente, requirió como medida prospectiva y preventiva la capitalización de aproximadamente el 73% de las utilidades generadas en el 2019, con el fin de mantener líquido y estable al sistema bancario.

Para fomentar la discusión en materia de supervisión basada en riesgos, mejores prácticas bancarias e inclusión financiera, la SB realizó varios encuentros académicos .

En este contexto, se destaca el lanzamiento del libro: Inclusión Financiera y Desarrollo junto con la UEES.

Es vital mencionar que en el 2020 se implementó el Sistema de Gestión Antisoborno, rumbo a la certificación ISO 37001.

Asimismo, efectuó convenios firmados con organismos nacionales e internacionales como: el Departamento del Tesoro de Estados Unidos para suministrar asistencia técnica en el fortalecimiento de la supervisión basada en riesgos al Holding IESS-BIESS.

Con Toronto Centre Global Leadership in Financial Supervision para una cooperación técnica sobre nuevas tecnologías financieras, regulación, supervisión, tecnología para manejo de bases de datos, entre otros.

En el ámbito nacional, con la Fundación Ciudadanía y Desarrollo para implementar un proceso participativo en la actualización de la normativa interna de la SB, en materia de protección al consumidor financiero, defensor del cliente y, educación financiera de la SB aplicando los principios de gobierno abierto y participación ciudadana.

Ante la declaratoria de emergencia sanitaria por COVID-19, la SB propuso e implementó medidas integrales temporales como son: Medidas de alivio financiero, Fondo de apoyo a las Mipymes, cadenas de valor y empleo,  Sistema de tasas de interés y recaudación temporal porcentaje de aporte al fondo de liquidez, depositantes, afiliados y pensionistas, Solicitud a entidades controladas de un Plan de Manejo de Emergencias. Y sanitización de billetes.

En el contexto de la pandemia, México, Panamá y Ecuador se reúnen para tratar temas fundamentales.

Ya para mayo la SB propuso a la Junta de Regulación Monetaria y Financiera, la ampliación del diferimiento extraordinario por 90 días adicionales

El 16 de noviembre 2020, se implementan medidas de segunda fase, que principalmente consiste en la extensión del plazo para transferir el registro de mora de créditos a 60 días, hasta junio 2021.

Durante el 2020 se atendieron entre reclamos, quejas y consultas, un total de 3154 trámites resueltos.

Por medio  de campañas de comunicación en medios digitales, se alertó a la ciudadanía sobre supuestas entidades financieras.

Actualmente, la SB continúa trabajando conjuntamente con el Ministerio de Finanzas sobre el fondo de apoyo a las Mipymes, manteniendo su labor estratégica para resguardar los ahorros de depositantes, afiliados y pensionistas del Ecuador, con miras a un nuevo año 2021 de grandes retos financieros.